ANÁLISIS: Ni No Kuni, el mejor rol japonés ha vuelto

FICHA TÉCNICA
Desarrolladora: LEVEL-5, Studio Ghibli
Distribuidora: BANDAI NAMCO
Compositor: Joe Hishashi
Motor: Havok (fisicas)
Plataforma(s):  PlayStation 3 (Nintendo DS)
Fecha(s) de lanzamiento: 1 de febrero de 2013
Modos de juego: Un jugador
PEGI: 12

Lo primero que te viene a la
mente tras la primera hora de jugar al Ni no Kuni es que vuelves a estar ante
un J-RPG en el que se aprecian los mimbres de la vieja escuela pero en el a la
vez se observa una vuelta de tuerca con los avances habidos en el género hasta
finales de la generación pasada. Y es que Ni No Kuni pone un broche de oro al
rol de la pasada generación.

Visualmente ayuda y mucho el
estilo inconfundible del estudio de animación Ghibli (autores de clásicos de la
animación como El viaje de Chihiro, La princesa Mononoke o Mi vecino Totoro) y
es que Ni No Kuni parece en muchos momentos ser más otra película del elenco de
obras de arte firmados por Miyazaki que un videojuego, aunque en ciertos
momentos los escenarios parecen algo vacíos y faltos de detalle puntualmente, que
eso sí, no desmerece el aspecto visual .  

El título plantea la trillada
historia del héroe por accidente, Oliver un niño de Motorville que ha de salvar el destino del mundo de las
garras del villano Shadar con la ayuda de sus amigos, la magia y los únimos (seres que lucharán por tus personajes). Pero esta vez se adereza con un aliciente de coleccionismo de únimos, un gran trasfondo con el rico universo
creado y multitud de opciones de crafteo de tus propios objetos de curación,
armas, armaduras y accesorios con los elementos que vayamos obteniendo tras
combates, robarles a los enemigos, o extraer de puntos del mapamundi.
El juego además de la historia
principal, incluye multitud de misiones secundarias en las que ayudarás a los
PNJ para conseguir desarrollar habilidades que te ayuden a avanzar en la trama.
Y por si fuera poco, existen un tipo de misiones llamadas cacerías en las que
haremos frente a enemigos especiales más duros que los rivales que
encontraremos por el mapamundi.

Porque este es otro de los puntos
a destacar. Cuando ya parecía haber quedado obsoleta la exploración mediante
mapamundi del mundo en los JRPG, LEVEL-5 vuelve a recordarnos lo divertido
que puede ser explorar sin ataduras nuestro entorno. Vuelven a aparecer los
típicos “vehículos” que nos harán esta tarea más llevadera.

La dificultad no es demasiado
elevada, algo típico en estos juegos, si bien tiene momentos de picos de
dificultad que puede hacer necesario tener que subir niveles a los personajes
para seguir progresando. Además no faltará algún enemigo especial que exigirá
al máximo al jugador. 

El sistema de combate, deja atrás
los turnos de otras famosas sagas e implementa un sistema dinámico, activo en
el que el jugador deberá permanecer atento para dar las órdenes precisas en
cada instante para poder defenderse y atacar según los movimientos y ataques
que utilicen los enemigos.

No podemos pasar por alto la
fabulosa banda sonora del juego, firmada como no podía ser de otra manera por
Joe Hisashi,  compositor habitual de las
películas del estudio Ghibli y que nos dejará piezas para el recuerdo (además
de un memorable fanfare cuando acaba cada combate).

A la postre, un título que deja  muchas horas de diversión y que solo se ve
empañado en ciertos momentos donde se abusa del tono infantiloide y puntos en
los que la historia principal cojea a la hora de introducir eventos y
personajes. Pero en definitiva, ningún amante del género
JRPG debería quedarse sin probarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *